Con la temporada de vacaciones acercándose ya estamos preparando las nuestras, ya sabéis, buscar alojamiento, vuelos y que hacer o ver en nuestro destino. Y eso nos ha llevado a pensar sobre lo que nos gusta y lo que no cuando viajamos.

Y para empezar lo haremos con las 10 cosas que NO nos gusta o que NO nos gusta hacer cuando viajamos. No es que las odiemos ni nada tan extremo pero no son santos de nuestra devoción.

 

1. LAS FOTOS DE LOS PLATOS EN LOS RESTAURANTES Y BARES

Esto es una de las cosas que menos me gustan. Llegar a un restaurante que este forrado de fotos de los platos, da igual que sean en las paredes, pizarras o en la carta. Puede que haya sido mala suerte pero cada vez que he comido en algún bar con fotos la comida era de un nivel normal-bajo y sobre todo que no tenía nada que ver la fotografía con el plato que te ponían delante. Aunque si viajamos a algún país donde no tengamos ni papa del idioma puede ser de ayuda.

comida

Hace poco vimos un documental sobre esteticistas de comida, es decir, profesionales de maquillaje que en vez de maquillar a persona lo hacen con la comida, sobre todo para los anuncios de establecimientos de comida rápida pero también para cualquier anuncio de alimentación. Que me parece estupendo pero eso no es más que publicidad engañosa… así que prefiero arriesgarme con lo que pido a llevarme un chasco.

 

2. LOS SOUVENIRS CON I LOVE…

Esto es superior a mis fuerzas, lo siento mucho pero es que no puedo con ello. Cuando llegas a esas enormes tiendas de souvenirs y todo lo que ves son camisetas y sudaderas en colores básicos con esta inscripción es que me hierve la sangre. A lo mejor soy yo la rara porque viendo la gran cantidad que hay en cada tienda significa que se venden estupendamente.

 

3. APARATOS TECNOLÓGICOS

 

Vamos primeramente a reconocer que las nuevas tecnologías nos facilitan la vida en muchas ocasiones, pero creo que todo tiene que ser en su justa medida. Yo personalmente solo llevo el móvil (hasta hace poco no tenia ni eso) y lo que más me resulta útil es la cámara de foto. Se que a otros muchos le son útil porque su trabajo depende de ello.

Llamarme rara pero creo que hay un uso excesivo de estos aparatos, a veces pienso si las personas que están visitando algún monumento o similar les gusta más verlo a través de una pantalla que en directo. Estamos de vacaciones y deberíamos de desconectar un poco y disfrutar de lo que tenemos en ese momento. Por que estés una semana sin actualizar tus cuentas de redes sociales o sin entablar una conversación por mensajes el mundo no se va a paralizar ni se va a acabar.

redes sociales

 

4. LAS PERSONAS QUE SE PONEN EN LA COLA DEL AVIÓN UNA HORA ANTES AUN TENIENDO LOS ASIENTOS ASIGNADOS

Reconozco que soy una persona que necesito llegar con cierto tiempo de antelación a aeropuertos, no me gusta llegar con el tiempo justo. Pero eso es una cosa y otra muy distinta es que una vez dentro de la zona de embarque te pongas en la cola para poder entrar en el avión una hora antes. Esto hablando de cuando se tienen los asientos asignados, sino se tienen es entendible el hacerlo.

Además me hace gracia verlo, primero se levanta uno y se pone a la cola y de pronto ves como el resto empieza a cuchichear y se van levantando de a poco hasta que solo unos pocos somos los que quedamos sentados. Esto demuestra a las personas nos encanta hacer colas… jajajaja.

cols

 

5. LA FIGURA DEL ETERNO TURISTA

Esto es algo que más que odiar o gustar lo que hace es llamarme poderosamente la atención. ¿Existe alguna tienda en especifíco que te provea del atuendo perfecto para hacer turismo? No sé, es como si entraras y dijeras: “Hola, quiero mi kit del turista ejemplar” y la señorita amablemente te entrega unos pantalones a la rodilla de color crema, unas sandalias o botines, calcetines blancos, una camiseta de lo más sencilla y en tonos claros, un sombrero o gorra también en tonos claros, gafas de sol, cámara de foto, riñonera y un mapa.

Yo lo intento pero mirando en mi armario no hay nada que se parezca a ninguno de los artículos del kit del turista ejemplar.

6. LAS COMPARACIONES

Esto si que lo odio, odio cuando hablo con otras personas sobre algunos lugares y no paran de comparar ese lugar con otros o con su ciudad. Creo que las ciudades o lugares son como las personas, que no se pueden comparar unas con otras porque todas tienen formas de ser completamente diferentes y una historia propia que es lo que las hace únicas.

7. TENER EL DÍA PROGRAMADO

Despertarse a “x” hora, primera visita a “x” hora, segunda visita a “x” hora, almuerzo, tercera visita a “x” hora… Al final en vez de estar de vacaciones y conocer un lugar nuevo lo que estas es participando en una carrera contra reloj. Por eso creo que hay que elegir con cuidado lo que queremos visitar de cada lugar al que vayamos y así poder tener tiempo para conocer la ciudad o país en sí mismo.

prisas

 

8. EL CALOR

Vivo en Sevilla donde hay seis meses de calor al año y varios de estos meses el termómetro no baja de los 40ºC así que puedo decir en voz alta… que odio el calor¡¡¡¡ Por este motivo suelo elegir destinos donde el verano (si viajo en esas fechas) sean más suaves. Si lo reconozco el calor me limita bastante.

Y por el mismo motivo tampoco suelo elegir la playa como destino, odio en entrar en una playa abarrota donde no hay sitio ni para la sombrilla, tener que pelearme para llegar a la orilla del mar y hacer unas colas tremendas para poder pedir una cerveza en el chiringuito. Además de que mantengo el mismo color de piel todo el año, no concibo el pasar calor gratuitamente mientras giro como un pollo en el horno.  Aunque si suelo ir a playas con un clima más suave y donde no haya mucha aglomeración de gente, y sobre todo me encanta la playa en invierno.

calor

 

9. LAS COLAS INTERMINABLES

Todos sabemos que para visitar muchos monumentos hay que hacer cola pero hay algunas que son tremendas. Aún recuerdo la que tuvimos que esperar para entrar en el Empire State Building de Nueva York, fueron casi dos horas o más, y aunque luego las vistas fueron magníficas no se yo si el resultado final estaba equilibrado con el tiempo de espera… ufff fue demasiado.

FIL273
Aburrimiento nivel 12 en una escala del 1 al 10

Muchas veces llego algún sitio y me pienso si entrar o no dependiendo de la cola aunque al final casi siempre me quedo. A veces pienso que a los humanos nos encanta hacer cola.

10. VOLVER

Pues sí, cuando llega la hora de volver, meter todo en las maletas y tomar el rumbo hacia el hogar es uno de los momentos que menos me gusta. Siempre se me hace corto el tiempo aunque no hay mal que por bien no venga, y apenas estoy de regreso mi mente ya empieza a maquinar el próximo viaje y eso hace que vuelva a ser feliz.

10

 

Estas son nuestras 10 cosas que menos me gusta cuando viajo o que me llaman la atención, puede que sea porque no las entiendo. ¿Y a tí? ¿Que es lo que menos te gusta cuando viajas?

Un saludo a todos¡¡¡¡

 

 

Anuncios