No vamos a hacer la ruta francesa del Camino de Santiago, pero si vamos a hacer una de sus paradas, Frómista, y conocer su Iglesia de San Martín de Tours, uno de los mejores exponentes del románico en España.

Frómista es una pequeña localidad en la provincia de Palencia, Castilla y León. Es un lugar precioso y tranquilo ideal para hacer una parada, y eso lo saben bien las personas que se atreven a hacer el Camino de Santiago. Lo primero que ves al llegar son grupos de peregrinos andando o con sus bicis. Unos se quedarán a pasar noche en algunos de sus tres albergues y otros solo harán una pequeña parada para descansar y conocer esta hermosa y sencilla iglesia. Y eso hicimos nosotros, aparcar nuestro coche y dirigirnos hacia la Iglesia de San Martín.

dsc_0230

dsc_0190

Su historia

 

Las primeras noticias que se conocen sobre esta iglesia se remontan al año 1066, cuando ya se había comenzado su construcción, por orden de doña Mayor de Castilla, como parte del Monasterio de San Martín, que actualmente ya no existe.

En el año 1088 pasó a depender del priorato benedictino de San Zoilo, pero los monjes lo abandonaron al poco tiempo y lo cedieron a Don Juan Gómez de Manzanedo. Cambió de manos en varias ocasiones durante la Edad Media y se le fueron añadiendo otras estructuras como una torre y varias dependencias. Debido a su deterioro la iglesia se cerró al culto, ésto llevó a que el edificio se deteriorara aún más, sufriendo desprendimientos.

Su reconstrucción se comenzó después de que fuera declarado Monumento Nacional en 1894 y el encargado de ello fue el arquitecto Manuel Aníbal Álvarez Amoroso, y lo hace quitando todo lo que le fue añadido y dejando su estructura original. Los capiteles mas dañados se trasladaron al Museo Arqueológico de Palencia y fueron sustituidos por reproducciones. Las obras terminaron en 1904 y volvió a abrirse al público (algo que agradecemos).

En su interior se conserva una maqueta con el estado que tenía antes de su restauración.

dsc_0213
Maqueta de la Iglesia antes de su restauranción

dsc_0210

 

La Iglesia

 

Su construcción es completamente de estilo románico y sus naves son de poca de altura. Una de sus características se encuentra en su fachada, y es un adorno ajedrezado de piedra a diferentes altura a modo de cornisa, además de sus más de 300 pequeños canecillos bajo los aleros de las puertas y tejados representando animales, seres humanos y seres mitológicos o fantásticos.

detalle-ajedrezado
Detalles del ajedrezado en la fachada

La iglesia posee cuatro entradas pero solamente dos son útiles, la entrada norte es la que mejor se conserva.

La Iglesia posee una planta basilical, formada por tres naves de distintos tamaño separadas por pilares. Los ábsides albergan esculturas medievales como un Cristo del siglo XIII en la nave central.

dsc_0205
Cristo del Siglo XVIII en la nave central

dsc_0206

La decoración interior es en general sobrio, pero muy elegante, posee algunos elementos decorativos interesantes como los capiteles de las columnas con imágenes vegetales, animales y narrativas, como la historia de Adán y Eva o la fábula del zorro y el cuervo.

dsc_0209

detalles-capiteles
Detalles de los capiteles

Precio y Horario

El precio para poder ver esta maravillosa iglesia es de 1,5€ por persona, y que merece mucho la pena pagar.

Su horario en invierno de es de lunes a domingos de 10:00 a 14:00 horas y de 15:30 a 18:30 horas. En verano de lunes a domingos de 9:30 a 14:00 horas y de 16:30 a 20:00 horas.

 

Pero Frómista no solo tiene la Iglesia de San Martín de Tours, tiene otras construcciones y lugares ideales para ver como: la Iglesia de San Pedro de Frómista con un interior de estilo gótico tardío o la Iglesia de Santa María del Castillo de estilo gótico renacentista y que hoy en día acoge el museo Vestigia, Leyenda del Camino, con un montaje multimedia sobre el Camino de Santiago.

dsc_0234
Iglesia de San Pedro de Frómista

 

Como siempre esperamos seros de utilidad para vuestras próximas rutas por España.

Un saludo a todos¡¡¡

Anuncios