Dentro del Parque de María Luisa no solo encontrarás un gran espacio verde, este lugar esta lleno de una magnífica arquitectura, uno de estos edificios obra del gran arquitecto sevillano Aníbal González, es donde se encuentra ubicado el Museo Arqueológico de Sevilla.

Y aquí es donde entra mi incultura local porque no sé si fui alguna de vez de pequeña, pero si lo hice no me acuerdo para nada. El museo me sorprendió, ya que creí que sería más pequeño y con menos objetos. El museo cuenta con una buena colección de piezas traídas de localizaciones de toda la provincia de Sevilla, y repasa nuestra historia y diversidad cultural a través de ellas.

Fuimos hace poco de visita con los niños, que aunque son pequeños todavía y no se enteran de mucho, se quedaron embobados con algunas piezas, sobre todo las estatuas y algunos objetos que ellos reconocían, como los utensilios de cocina. Me encanta que a pesar de su edad estas cosas les llame la atención, aunque no se quedaron muy satisfechos del estado de las piezas, así que cuando salimos a la mujer que se encontraba en la salida le soltaron un: “todo roto”, por si no se habían dado cuenta.


Antes de contaros y mostraros algunas de las cosas que podéis ver empezaremos por el edificio, que también lo merece.

 

EDIFICIO DEL MUSEO ARQUEOLÓGICO

 

El edificio que alberga el Museo Arqueológico de Sevilla fue el Pabellón de Bellas Artes construido para la Exposición Iberoamerica de 1929, y recibió el nombre de Palacio Renacimiento. Su estilo es distinto al resto de edificaciones ideadas por Aníbal González, lo podemos comparar con la propia Plaza de España y notaremos claramente la diferencia. Esta vez se decantó por un estilo neo-renacentista con cierta influencia del Palacio de Monterrey de Salamanca.

20151206_150319

El museo no siempre estuvo es este lugar, su ubicación original fue el antiguo Convento de la Merced. Fue aquí, a finales del siglo XIX, cuando se comienza una colección pública de antigüedades con piezas traídas principalmente de la ciudad romana de Itálica, localizada en Santiponce, pero cuando se decidió ampliarlo se tuvo que buscar un lugar más acorde.

 

COLECCIÓN Y DISTRIBUCIÓN DEL MUSEO ARQUEOLÓGICO

 

A través de su colección podemos conocer la historia del lugar desde la edad del cobre hasta el esplendor de la época musulmana. Pero donde más podamos ahondar y sus piezas son más numerosas es la época romana e hispanorromana.

El museo se divide en tres plantas, pero además cuenta con un archivo que posee una amplia información tanto escrita como gráfica, y que investigadores y particulares pueden acceder a ella. El edificio también cuenta con un taller de conservación y restauración.

20151206_144104

 

Planta Sótano

Con 10 salas recoge el período Paleolítico, la Edad de Bronce y Tartessos.

Sala I, posee una colección de restos fósiles de animales y plantas a través de las cuales podemos conocer las condiciones medioambientales del Bajo Guadalquivir hace millones de años. Utensilios y cerámicas de varias cuevas de la Sierra Sur sevillana.

20151206_143446Sala II, dedicada a la Edad del Cobre más importante de la zona, la de Valencina de la Concepción. Una colección formada por ídolos, vasos de cerámica, instrumentos de huesos y piedra tallada.

Sala III, ajuares funerarios de las grandes sepulturas colectivas de la Edad del Cobre hallados en la Cueva de la Mora (Jabugo, Huelva) y en las cuevas de Los Algarbes en Cádiz.

Sala IV, estelas que se han considerado como monumentos funerarios en honor a un guerrero.

Sala V, dedicada a los yacimientos tartésicos de Montemollín, en Marchena, y del El Carambolo, en Camas, que se han considerado lugares sagrados.

Sala VI, dedicada a usos didácticos.

Sala VII, colección de elementos utilizados en rituales religiosos y funerarios propios del Mediterráneo Oriental.

Sala VIII, aquí se exponen los restos más importantes del El Cerro Salomón, en Riotinto, donde se ubicó un poblado dedicado a la metalurgia.

Sala IX, piezas de marfil, huevos de avestruz, adornos, alabastrones, etc., recuperadas por el arqueólogo Jorge Bonsor en sus excavaciones por las principales necrópolis de Los Alcores.

Sala X, dedicada a la cultura material de los turdetanos, nombre que le dieron los romanos a los pobladores tartésicos del suroeste peninsular.

 

Planta Baja

Con un total de diecisiete salas que recorren la época Romana, la Antigüedad Tardía y la Edad Media.

Sala XI, te encontrarás rodeados de figuras de leones que eran considerados como guardianes de tumbas en el mundo turdetano.

Sala XII, esculturas de Apolo y Nióbide y vitrinas dedicadas a la vida romana, al ocio y al trabajo.

Sala XIII, donde destaca el hermoso mosaico del Triunfo de Baco, de Écija. En sus vitrinas se muestran piezas de bronce del ajuar romano.

20151206_143927
Mosaico del Triunfo de Baco

Sala XIV, dioses, héroes y mitos como Baco, Diana, Juno, Hércules y Mercurio. En las vitrinas se pueden ver otras divinidades como la Gorgona o Cibeles.

20151206_143944
Representación de Mercurio

Sala XV, da a conocer las actividades domésticas en la época romana.

Sala XVI, numerosas lápidas provenientes de Itálica.

Sala XVII, preside la sala una poderosa Afrodita en el momento de su nacimiento.

20151206_144427
Representación de Afrodita

Sala XVIII, una magnífica colección de retratos femeninos y masculinos, y de objetos pertenecientes a diversas clases sociales de la época.

Sala XIX, aquí se puede ver a Diana en el centro rodeada de columnas, ninfas y aras decoradas, evocando al teatro italicense. También se muestran inscripciones del Traianeum, un gran templo dedicado al Emperador Trajano.

20151206_144550
Representación de Diana

Sala XIX-B, exclusivamente dedicada a la epigrafía jurídica en bronce.

Sala XX, los dos emperadores italicenses, Adriano y Trajano, rodeados de los retratos de otras figuras importantes como Augusto, Galba, Vespasiano, Domiciano y Marco Aurelio.

20151206_144737

– Sala XXI, amplio repertorio de documentación escrita en piedra.

Sala XXII, la cabeza del dios Marte procedente de Carmona preside esta sala.

Sala XXIII, mayormente relacionada con el comercio en la época romana.

Sala XXIV, muestra los hallazgos más importantes de la ciudad romana de Munigua, en Villanueva del Río y Minas, recuperados durante más de cincuenta años de arqueología.

20151206_145044

Sala XXV, actualmente está cerrada.

Sala XXVI, final de la Antiguedad y el inicio de la Edad Media en Sevilla. La aparición de dos grandes religiones: el Cristianismo y el Islam.

Sala XXVII, muestra el esplendor del Islam en Ishbilyya.

 

Planta Alta

Se encuentra una sala dedicada a El Carambolo y otra para exposiciones temporales. En esta planta también se encuentra la biblioteca, un salón de actos y las zonas de trabajo interno.

20151206_14554520151206_14573820151206_145954

INFORMACIÓN GENERAL

 

Dirección: Plaza de America, s/n

Como llegar:

Autobús, líneas , 1, 3, 6, 30, 31, 34 y 37.

Tren, la estación más cercana es el apeadero de San Bernardo.

Metro, parada Prado de San Sebastián.

Horario: 

Del 16 de septiembre al 15 de junio: de martes a sábado de 9:00 a 19:30h, domingos y festivos de 9:00 a 15:30. Lunes cerrado.

Del 16 de junio al 15 de septiembre: de martes a domingos y festivos de 9:00 a 15:30h. Lunes cerrado.

Precio: ciudadanos de la Unión Europea gratis (mostrando DNI o similar), otros países 1,50€.

Web: www.museosdeandalucia.es

E-mail: museoarqueologicosevilla.ccd@juntadeandalucia.es

 

Si después de ver este museo os quedáis con ganas de más, justo en frente se encuentra el Museo de Artes y Costumbres Populares y ya fuera del parque pero muy cerca también podéis visitar La Casa de la Ciencia, una buena opción para ir con niños.

Echa un vistazo a nuestro post sobre La Casa de la Ciencia.

Un saludo a todos¡¡¡¡

Anuncios