Llega el frío y con él una de las épocas que más me gustan. Al contrario de lo que muchas personas opinan para mí el frío da un ambiente mucho más íntimo y acogedor que los meses más calurosos. O puede ser que viviendo en Sevilla esté del calor hasta la coronilla. Por eso os proponemos cinco magníficas ciudades para escaparse en el invierno, y a las que podemos ir aprovechando las fechas festivas.

 

1 GINEBRA, ARRIBA EL ESPÍRITU NAVIDEÑO¡¡

ginebra
Imagen: myswitzerland.com

Ginebra es una de las ciudades más importante de Suiza. Se encuentra a orillas del lago Leman, uno de los lagos más importantes y grandes de Europa Occidental. Un lugar privilegiado cerca de los Alpes.

¿Por qué? Ginebra es uno de los mejores destinos para los amantes de los deportes de invierno (Suiza cuenta con más de 200 estaciones de esquís, algunas de ellas con nieve todo el año). Ginebra es una ciudad acogedora y agradable, rodeada de naturaleza. Pasea por sus calles observando su arquitectura, sorprendete con el Jet d’Eau (chorro de agua), con sus 140 metros (altura que alcanza el agua) es una de las fuentes más grandes del mundo y uno de los símbolos de la ciudad. Visita la sede la ONU o algunos de sus museos, como el Museo de la Cruz Roja y conoce la historia de la primera organización humanitaria del mundo.

En época navideña Ginebra, como otras muchas ciudades, se llenan de luz y mercados navideños repartidos por sus calles. Déjate envolver por su magia.

Ginebra se encuentra cerca de otras ciudades y pueblos que bien merecen una visita, como las hermosas Lausana y Vevey (sede de la multinacional Nestlé). Por su cercanía también podemos escaparnos hasta Francia y conocer Annecy, las magníficas Yvoire y Perouges. Puede ser el sitio perfecto para comenzar una hermosa ruta por Suiza.

 

2. MILÁN, LLEVATE LA CARTA DE LOS REYES MAGOS

img_1055

Milán es una de esas ciudades que te van enamorando conforme van pasando los días. Situada al norte de Italia, la ciudad ofrece una amplia oferta a sus visitantes.

¿Por qué? Milán es una ciudad elegante y moderna, y a pesar de lo que muchos piensan no es tan cara. Ofrece una agenda cultural increíble con algunos de los mejores museos, el original de la última cena de Da Vinci o su espectacular Catedral. Y si viajas en época navideña aprovecha para hacer algunas compras como por ejemplo en el Mercado de San Ambrogio, con puestos llenos de artesanías locales y situado en la plaza del Duomo y sus calles aledañas.  Puede que este año los Reyes Magos no vengan Oriente sino de Milán.

Si te gustan las compras la mejor época para viajar es en las rebajas, puedes encontrar cosas muy buenas. No me considero una compradora compulsiva ni nada de eso pero en Milán no lo pude remediar. Recuerda que Milán se encuentra al norte por lo que el termómetro baja bastante. Es uno de los lugares que más frío he pasado, pero tampoco te impide disfrutar de la ciudad.

Ya que estamos en Milán podemos hacer una escapada a la hermosa Bérgamo.

 

3. LISBOA, EN CUALQUIER ÉPOCA

dsc_0829

La capital de nuestro país vecino es un lugar que da igual en que época del año ir, te va a encantar de todas formas.

¿Por qué? Lisboa se ha ido haciendo con el hueco que le corresponde en cuanto a destino turístico se refiere. Sus museos, sus monumentos, su historia, su gastronomía, su clima, su gente, el aire que la envuelve… no se merece menos. Conocer el Castillo de San Jorge, la Torre de Belem, el museo Gulbekian, montar en alguno de sus famosos tranvías o hacer alguna visita cercana a las ciudades de Sintra o Cascais, una excursión muy recomendable. El termómetro no suele bajar mucho así que si eres frioler@ será un buen destino para tí.

Si a esto le sumamos que vayas en fechas navideñas, Lisboa se convierte en un destino ideal para hacer una escapada. Y no olvides probar el dulce típico de navidad, el Bolo Rei.

 

4. SEGOVIA, ROMANOS Y NIEVE

dsc_0619

Segovia es una ciudad que me encanta. La primera vez que la visité fue en pleno invierno y una de las pocas veces que he podido disfrutar de la nieve. En Sevilla no suele nevar mucho que digamos.

¿Por qué? Ciudad elegante y acogedora, con un legado increíble y una gastronomía que quita el sentido. Segovia es algo más que su famoso (y fantástico) acueducto: visita el Alcázar, su elegante catedral o la Iglesia de San Martín.

Segovia es una ciudad que puedes ver tranquilamente en un par de días, por eso puedes hacer una excursión a la Granja de San Ildelfonso, en primavera es bonita pero nevado es mágica (haz ángeles de nieve en sus jardines). También te puedes escapar a San Lorenzo del Escorial, Ávila o Pedraza.

 

5. MADRID, LA CAPITAL SE VISTE DE LUZ

madrid

No podemos dejar a nuestra capital sin mencionar en esta lista. La he visitado muchísimas veces y siempre encuentro algo nuevo que hacer o ver.

¿Por qué? Madrid es una ciudad que ofrece a sus visitantes una gran oferta durante todo el año, teatros, música, bares, museos, tiendas, etc. Su oferta de hostelería es inmensa y puedes encontrar tanto cocina nacional como de cualquier lugar del mundo.

Durante la época navideña, Madrid se vuelca y saca sus mejores galas. Sus calles y plazas se iluminan, haciendo que el recorrido a través de ellas sea más agradable y alegre. Las ofertas se multiplican y para descansar y reponer fuerzas que mejor que disfrutar de un chocolate caliente, y de camino combatimos el frío, y complétalo con dulces navideños como los roscones y el mazapán.

Desde Madrid también podemos hacer una visita a San Lorenzo del Escorial o ir a ciudades como Segovia, Toledo o Guadalajara.

 

Ha sido complicado elegir solo cinco ciudades. Así que al final nos hemos decantado por aquellas que son cercanas y tardamos poco en llegar a ellas, ya sea en coche, avión, tren o autobús. También las hemos elegido porque nos dan la opción de visitar otras ciudades y pueblos cercanos que bien merecen una visita.

Esperamos que os haya gustado nuestra selección… Y tu?? ¿Cuál nos propones?

Un saludo a todos¡¡¡¡

 

 

Anuncios