Nos puede o no gustar pero es una realidad, Airbnb se ha hecho ya un gran hueco en el sector de alojamiento turístico.

Hemos pasado muchos años alquilando solo habitaciones cuando nos íbamos de vacaciones ya sean en hoteles, hostales o albergues. A día de hoy esta oferta se ha ido abriendo a otras posibilidades como casas de alojamiento rural o más reciente el fenómeno de alquilar pisos o habitaciones en casas de particulares.

Pero tampoco vayamos a creer que estas empresas (no solo existe Airbnb aunque es la más conocida) han inventando el fuego. De toda la vida se han alquilado pisos de particulares para irnos de vacaciones, sobre todos esos pisos de playas donde pasar uno o dos meses. La diferencia es que ya no necesitas alquilar por meses o quincenas sino que lo puedes hacer por los días que necesites, y la facilidad que tenemos al hacerlo, pudiendo buscar en cualquier lugar del mundo sin movernos del sofá.

Pero vamos a lo que vamos que es deciros nuestra opinión sobre esta modalidad de alojamiento.

Antes de que plataformas como Airbnb se hiciera mundialmente famosas ya habíamos viajado alquilando pequeños apartamentos, pero básicamente lo que usábamos eran simples habitaciones de hoteles o similar, solo necesitábamos una cama y una ducha, nada de lujos. Pero… vinieron los niños y nuestras necesidades cambiaron. Ya no solo necesitábamos una cama y una ducha sino también un lugar donde prepararles la comida y biberones, porque tanto a ellos como a mí nunca nos han gustado los potitos de supermercado. Ahora con dos niños de cinco años nuestra prioridad es buscar casas con patios o espacios amplios para que puedan jugar, porque después de todos siguen siendo pequeños y no puedes tenerlos todo el día de arriba a abajo.

Y aquí es donde entra Airbnb. Con ella hemos podido encontrar lo que hemos estado buscando en cada momento y a un precio más que asequible. Pero como todo tiene sus pros y sus contras, aunque mi balanza se inclina más hacia el lado positivo.

 

positivo1  VENTAJAS DE ALQUILAR CON AIRBNB 

SITUACIÓN: Es una de las cosas que más me gusta. Puedes encontrar apartamentos en el mismo centro de las ciudades a precios muy buenos. Habrá hoteles con los mismos precios pero lo más seguro es que estén más alejados del centro. Cuando vas de vacaciones es importante la situación del alojamiento, porque cuando eliges uno más alejado tienes que contar con el tiempo que te va a llevar en llegar hasta el centro. Y más a nosotros con niños, que tienes que medir perfectamente la distancia para evitar que se cansen antes de tiempo.

INTIMIDAD: No es que en un hotel te hagan un interrogatorio cada vez que vuelvas a la habitación ni nada parecido. Pero el poder llegar como si fuera tu casa como que me hace sentir más libre. Está claro que esto sucede si alquilas el apartamento completo y no una habitación.

AHORRO: evidentemente no se gasta lo mismo viajando dos personas que cuantro, aunque estas sean niños. Así que para gastar casi lo mismo que antes hay que ajustarse un poco más y sacrificar cierta cosas. Una de las cosas que hemos sacrificado es el comer en bares o restaurantes, y aquí es donde entra el tener una cocina. Al menos una de las comidas, suele ser la cena, la hacemos en la casa.

EXPERIENCIA: alojarte en casas de locales hace de tu viaje una experiencia más cercana con el lugar. Ésto es más profundo si alquilas una habitación y compartes día a día con el anfitrión. Cada vez más viajeros desean sumergirse en la vida cotidiana del lugar al que viajan. Aunque nosotros siempre hemos alquilado el apartamento completo, algunos de los anfitriones nos han dado algunos consejo e indicaciones, cosa que nos ha ayudado mucho.

COMENTARIOS: gracias a los comentarios de otros usuarios que ya hayan estado en el apartamento que queramos alquilar, podemos terminar de elegir uno o otros. Por ejemplo, en nuestro último viaje a Madrid encontramos un piso muy bueno para alquilar pero al leer los comentarios nos dimos cuenta que estaba ubicado en una zona con bastantes bares nocturnos por lo que el ruido era considerable. Finalmente elegimos otro en una zona más tranquila.

 

negativo  DESVENTAJAS DE ALQUILAR CON AIRBNB

TODO LO HACES TU: es decir, nadie te va a hacer de comer, ni a lavar tu ropa ni limpiar la habitación por tí. Por ejemplo mi madre siempre dice que si te vas de vacaciones y terminas haciendo lo mismo que el resto del año no son vacaciones, que para ella unas vacaciones es que te lo pongan todo por delante. Y en parte lleva la razón… pero yo aún no he llegado a ese punto por lo que no me importa hacer ciertas tareas yo misma.

CONFIANZA: cuando alquilar algo por internet sin verlo siempre se crea la pregunta de si nos podremos fiar o nos encontraremos con algo completamente distinto. Esto es algo que no podemos prever al 100%, lo único que podemos hacer es fiarnos de los comentarios de otros usuarios y confiar que todo saldrá bien.

PRECIO FINAL: cuando ponemos nuestra búsqueda los precios que salen al lado de cada foto es lo que cuesta la casa pero a esto tienes que añadirle algunos gastos más como limpieza. Además algunos anfitriones piden fianzas (algunas demasiado alta) o un incremento adicional por cada persona extra, por lo que es recomendable mirar todas las condiciones muy detenidamente, porque puede que el precio final sea mayor de lo que hemos imaginado.

 

En resumen, a nosotros nos ha ido muy bien hasta ahora mismo. Es cierto que hemos tenido algún contratiempo pero nada que no se pueda solucionar. Por lo que sopesando los pros y los contras seguiremos usando esta forma de alquiler vacaciones durante mucho tiempo. Tampoco quiere decir que no miremos otras.

Si te decides a usar Airbnb en tus próximas vacaciones pincha aquí y al registrarte por primera vez recibirás un descuento en tu primer alquiler.

Esperamos que nuestra opinión os sea de ayuda… Adios¡¡¡

Anuncios